Novelarse

Los inicios siempre remueven nerviosismo, lo que suele ir en aumento cuanto más nos atañe lo que vayamos a comenzar. Un nuevo empleo, un nuevo amigo, un nuevo coche…Nuevas experiencias que necesitan explorarse y hacerlas propias.

En ello también incluiría la primera visita a un psicólogo que, obviamente, puede resultar compleja, difícil, resistente y pudorosa, entre otros tantos adjetivos que dan pie a la complejidad de adentrarse en uno mismo sin tapujos o al menos pretenderlo.

Y al fin, cuando uno se llena de valor y decide llamar para una primera consulta, suele tener más o menos identificado el motivo de ese malestar. De este modo en el primer encuentro, es lógico prepararse un discurso sobre lo que se quiere hablar y explicar.

Ahora bien, alguna vez me ha ocurrido, que al salirme de ese guion que uno puede establecerse, preguntando por otro ámbito de la vida de quién tengo enfrente, la persona se sorprende e incómoda, dando la sensación de no entender la relación que puede guardar la construcción de las primeras amistades en la infancia con el conflicto que se ha producido con un jefe al que toda la oficina ve del mismo modo, por ejemplo.

Y si bien es cierto que hay temas que pueden resultarnos más complicados de abordar, también es cierto que no poder hablar de todo lo que constituye la vida de alguien, puede complejizar la tarea de entender mejor el otro punto de vista.  La idiosincrasia reside en la manera de reaccionar frente a cierto hecho, en la manera de pedir ayuda o en la forma de gestionar el malestar; podemos compartir el modo de verlo puntualmente, pero rara vez se comparte todo lo demás.

Cada acto, cada reacción que podamos tener nos habla un poco de nosotros mismos, de nuestros vínculos, nuestras experiencias, nuestros aprendizajes y nuestros deseos. Y en esa diferencia esta nuestra clave. La clave para dar sentido a nuestra historia, para entenderse y comprender que no solo el azar ha influido en nuestros actos.

A propósito de terminar el libro Nada se opone a la noche de Delphine de Vigan, me surgió la idea de escribir acerca de la importancia de este historiarse. En una entrevista previa que leía de la autora, hacía referencia al efecto terapéutico que para ella había tenido la palabra. Este difícil relato, se vuelve una necesidad movida por el deseo de entender su historia familiar para evitar continúas repeticiones y repararse, siendo consciente del arrastre que pueden suponer las huellas de la infancia.

Además de ser recomendable por ello, y por muchos aspectos más que aborda con delicada sutileza, humaniza y da sensibilidad al complejo proceso que alguien puede atravesar en la enfermedad mental.

Tras este texto, como tantas otras veces, la realidad me devuelve esta vital importancia de dar valor a la historia que nos envuelve. Freud hacía referencia a este hecho en su texto la novela familiar del neurótico, poniendo de relieve la variabilidad en la relación con los progenitores y los cambios de posicionamiento que se producen a lo largo del desarrollo. Al inicio lo que es admiración y referencia, se puede convertir en rechazo y rebelión cuando se comienza la comparativa con otros que de repente pudiera parecer que cumplen más el ideal.

Los cambios y la evolución en las relaciones familiares se consideran una pieza principal sobre la que se asienta la importancia de entender la historia de cada uno durante el proceso terapéutico.

Las consecuencias de esta convivencia, de lo que se espera, proyecta y ocurre nos acompañarán siempre, puesto que es dónde comienza nuestro aprendizaje; incluso antes de haber nacido. Lo que uno elige escoger y en lo que decide, aunque sea de manera inconsciente, reposar su atención, va mostrando su yo, su manera de estar y de entender la realidad.

La posibilidad de deshacer nuestras rigideces, pasa por la necesidad de entender el momento en el que uno comenzó a posicionarse así.

Al igual que somos capaces de ser pacientes con los protagonistas de una película en la que los flashbacks nos muestran el pasado, no deberíamos poner tantas trabas para pensar en el nuestro, nos dará respuestas más fiables acerca de quién somos ahora.

SOLICITA UNA PRIMERA VALORACIÓN

Llámanos y te informaremos sin compromiso

Deja una respuesta