Sueños, esos fieles aliados

A pesar de la disparidad de nuestra rutina, irremediablemente el desenlace de nuestros días no suele ser muy diferente. La actividad diaria, ya sea elegida o impuesta, siempre terminará cediendo al cansancio. Las horas irán pasando y cuando la oscuridad lo haya inundado todo, uno debería permitirse relajarse, dejar que los párpados caigan y que […]