Añade aquí tu texto de cabecera

Mi historia...

¿Es la elección de los estudios algo arbitrario?

Ya que todo tiene un por qué, rotundamente no; y es que desde la adolescencia ya tenía muy claro que quería estudiar psicología. Siempre se me dio bien escuchar, empatizar y encontraba un gran interés en la reflexión e indagación de la procedencia de las cosas. Las películas y libros que reflejaban abiertamente la complejidad del mundo interno de los personajes han sido mi perdición, desde “El guardián entre el centeno”, pasando por Woody Allen, Carmen Martín Gaite o las reflexiones de Hermann Hesse o Stephan Zweig.  

Empecé psicología sin tener muy claro la preferencia por lo clínico, pero siempre fue la especialidad que más me llamó la atención y así lo elegí en tercero. Aunque he de reconocer que siempre estuvo en pugna con la educación y lo social, ámbitos a los que también les he ido prestando atención posterior.

En la carrera empecé ya una formación complementaria, un curso sobre el psicodiagnóstico con técnicas proyectivas, el que me abrió una perspectiva teórica en la que me empecé a sentir muy cómoda y que resolvía muchos interrogantes acerca de la construcción de nuestro psiquismo o cómo entender el malestar psíquico. Así, tiempo después empecé la formación en Psicoterapia Psicoanalítica, junto con el proceso de análisis personal.

Simultáneamente, comencé a trabajar en una consultora de Recursos Humanos, llevando a cabo sobre todo los procesos de evaluación de los candidatos para las ofertas. Valoro mucho que esta experiencia me sirviera para coger confianza en las entrevistas, por lo que tiempo después comencé a ver los primeros pacientes.

En mi experiencia clínica empecé en un centro médico pequeñito a ver pacientes de sociedades médicas, en el que a día de hoy sigo colaborando esporádicamente. En esta etapa, también reforcé mi formación en lo educativo realizando el máster de Aptitud Pedagógica; en este ámbito cuento con experiencia como becaria en dos centros en los que conocí el trabajo tanto en primaria como en secundaria.

Psicóloga Sanitaria (Nº Col. M-23473)

Como psicóloga autónoma, progresivamente empecé trabajar en diversas clínicas, moviéndome mucho por la comunidad. Pinto, San Martín de la Vega, la zona Norte… Fue una etapa de gran actividad con mucha formación y mucha experiencia; pero existiendo siempre en el horizonte el deseo de construir y tener un despacho propio.

La práctica me llevó a reconocer una falta y necesidad en lo social, en las posibilidades que podrían aportar para muchos casos la construcción de un trabajo grupal; así me decidí por comenzar una formación en Grupo Operativo en la Escuela Área3, con tres años de duración en la que se realiza una experiencia práctica.

De esta forma, poco a poco la experiencia, el bagaje y la seguridad de las circunstancias personales me llevaron a comenzar a compartir un despacho, dónde ver a pacientes que directamente me contactaban.

Tiempo después me embarcó en esta aventura, con un despacho a tiempo completo para mí.  

Como en todo, seguir deseando nos moviliza y contribuye a seguir construyendo, a crecer. Por lo que otros proyectos comienzan a perfilarse en el horizonte, esperando que se puedan hacer realidad en este nuevo espacio de Todotieneunporqué.